Hola, soy Andrés y estoy aquí para ayudarte

«Diez Naturales» de…José Ramón García «Chechu» (Matador de Toros)

En esta ocasión, nuestra compañera Mª José Bonet (Torolandia) entrevista al matador de toros de San Sebastián de los Reyes, José Ramón García «Chechu». Torero de expresión y sobre todo de mucha verdad.

1.-Buenas tardes “Chechu”. Considerando que el toreo es un arte, ¿Con qué lo identificarías?

El arte está presenta en nuestras vidas, y creo que en el mundo del toro puedes reflejar mucho lo que son esos valores que hay en la vida, la muerte y el sacrificio, las adversidades…la suerte que tienes que tener en la plaza y luego también una gran dosis de arte, pues el arte es todo aquello que emociona y lo que puedes transmitir. Es bonito que el torero con un animal pueda crear una obra de arte.

Además, como decía Juncal, el arte está al servicio de los toros, igual que decía que los músicos están para pasodobles toreros, los pintores están para pintar cuadros toreros. Cuántos grandes artistas de la canción, de las letras o de la pintura se han visto inspirados y vinculadas sus obras a la tauromaquia.

2.- Alguna vez toreando, incluso para ti sólo toreando de noche ¿Has llegado a llorar de emoción?

Llorar no sería la palabra pero sí que los sentimientos surgen como una mezcla de sensaciones que no se compara a ninguna otra actividad que puedas realizar. Es una mezcla entre felicidad y plenitud muy intensa. Es como una droga que en cuanto la pruebas quieres más, por ello quieres revivir esas sensaciones ya sea en tentaderos, torear de salón, etc. Muchas veces las mejores sensaciones las encuentras, como bien dices, cuando toreas en soledad en el campo. Es la sensación de estar en una nube y de no cambiarte por nadie. Imagínate cuando alcanzas esa sensación y te vacías con un toro en una plaza importante. Creo que somos toreros por alcanzar esas sensaciones de las que hablo, por encima de la fama, el dinero, los contratos, las fincas…

3.- Y eso que se ha dicho siempre que los toreros sois supersticiosos. ¿Es una realidad o un mito?

Cuando uno empieza siempre tiene un espejo donde mirarse, y tomas lo bueno y lo “malo” también. Al principio ves que algunos toreros se santiguan tres veces antes de hacer el paseíllo o cualquier otro rito supersticioso que quieres emular. Al final si te salen bien las cosas, vas adquiriendo también cosas tuyas. Vas mezclando algunas supersticiones adquiridas por otros diestros y las tuyas propias. Con el tiempo he dejado atrás algunas de ellas, sobre todo cuando viajaba a Perú para torear. Por ejemplo cuando llegaba quería que el mozo de espadas me vistiera de una manera, y a lo mejor esa persona aún no había llegado al hotel y te tenías que vestir tú. O simplemente el número de las habitaciones, que a lo mejor llegas y únicamente quedan disponibles un par de ellas. Al final, a la fuerza, dejas atrás muchas de las manías que tenemos. Si me preguntas si soy supersticioso te diría que no, pero reconozco que inconscientemente hago cosas de determinada manera para que salgan las cosas bien.

4.- ¿Hay algún ritual que hagas siempre?

Antes sí, desde que me levantaba hasta que llegaba la hora de la corrida. Aquí en España siempre se guarda un protocolo que en América no se puede siempre llevar a cabo. La liturgia en los hoteles, las comidas, los sorteos…

5.- Cuando viene tu cuadrilla del sorteo, ¿Te gusta que te diga qué es lo que te van a encontrar horas más tarde?

Sí, sobre todo para que no te sorprenda. Lo que no quiero es que me engañen, me sabe fatal. Recuerdo una corrida el año pasado en España cuando la cuadrilla y todo el mundo querían engañarme disfrazándome la realidad. Es algo absurdo porque luego me voy a enterar. Cuando sale el toro y veo que es todo lo contrario a lo que me habían dicho me sabe muy mal. Por ello, ahora prefiero ir yo al sorteo y ver los toros para saber qué me voy a encontrar.

6.- ¿Alguna experiencia que recuerdes en este sentido?

El primer día que toreé de novillero todo el mundo me decía que era una novillada “muy bonita”. Cuando salió el novillo y vi aquello dije que yo no podría ser torero en la vida, se me hacía tremendo, porque yo lo veía como un toro. Me decía a mi mismo si aquello era un novillo cómo sería un toro de grande entonces. Cuando maté la novillada (pensando que era pequeña) ya me dijeron que había sido prácticamente una corrida de toros. Ahí ya me quedé más tranquilo, por eso me sabe fatal cuando intentan engañarme.

7.- Tú eres un torero que se ha reinventado en varias ocasiones, en el aspecto que has sufrido dos grandes cornadas que te han marcado porque fueron muy fuertes, de las cuales te has repuesto física y psicológicamente ¿Fue duro reponerse ,sobre todo a la primera, donde tu vida estuvo pendiente de un hilo?

Las cornadas nunca llegan en un buen o mal momento. Pero bien es cierto que en mi caso han sido en momentos cruciales en mi profesión. Por ejemplo, la primera de ellas que me pega en Ávila, era la última que toreaba esa temporada de un total de 53. Había triunfado en Madrid, en muchísimas plazas ese año, y estábamos planeando ya tomar la alternativa. Jjusto en ese momento te pegan una cornada de la cual estás a punto de morir, se te rompen todos los esquemas. Lo pasé muy mal porque hubo mucha gente que decía que se me había ido el valor y que me había dejado secuelas psicológicas y físicas… me costó mucho revertir la situación. Cuando tengo la suerte de llegar de nuevo a Las Ventas, otra cornada que me volvió a romper la situación.

Te voy a decir algo que es duro pero que lo pienso realmente, si yo sé que voy a ir a Las Ventas y me dicen que voy a sufrir una cornada yo lo asumo, lo que me sabe mal es que me peguen una cornada si haberme expresado en el ruedo y no haberme podido mostrar porque a las primeras de cambio caes herido. Soy una persona muy positiva y sé que lo que me ha pasado me ha llevado a ser mejor persona, mejor torero y sobre todo más maduro.

8.- Desde el punto de vista de aficionada, creo que hay una especie de injusticia con muchos toreros en el aspecto de que tenéis mucho que demostrar porque tenéis una entrega diaria y una ilusión intacta y no tenéis acceso por culpa de un sistema que estamos pagando todos. Y es que las plazas no se están llenando, y no precisamente por el por el precio de las entradas, sino por la falta de emoción. ¿Cómo crees que se podría solucionar?

Bueno, estoy de acuerdo a medias. Creo que sí hay emoción, porque el toro que sale ahora es un toro agresivo, que se cae menos y que embiste. Es verdad que hay cosas que están pasando ahora y que antes no pasaba. En otros tiempos, una figura del toreo estaba diez años o más mandando en el toreo, Espartaco, Ojeda, Joselito…pero en los últimos años ya no pasa eso. Se ha creado un entorno entre todos de comodidad y cuesta mucho que un torero rompa, por ejemplo Roca Rey que no se le ha reconocido hasta que no ha triunfado en todas las plazas. Antes un torero que cortaba una oreja en Madrid ya hasta podía medio funcionar en la temporada, ahora tienes que pegar un “zambombazo” tras otro para que te pongan.

9.- Tú también eres un torero querido, admirado y respetado en América ¿Cómo te sientes allí?

La verdad es que muy bien porque en esta época en España, quizás en muchas ocasiones por culpa mía otras por poner mi carrera en manos de personas que no han hecho bien las cosas aunque el responsable he sido yo, se me han cerrado algunas puertas. Vi en América la posibilidad de seguir avanzando, sobre todo en Perú. Se abrieron puertas que me han servido para ser mejor torero y persona. Me ha ayudado a crecer y siempre voy a llevar a Perú en el corazón y aunque un día no lo necesite siempre volvería

10.- ¿Cómo crees que será el despertar de la fiesta después de este varapalo que hemos sufrido a todos los niveles?

Bueno, ahora hay que esperar a que se celebren estos primeros festejos y ver cómo responde la gente, si acude o no acude…Puede ser un punto de inflexión de lo que hemos hablado antes de cómo está la situación y valorar si los empresarios por ejemplo puedan buscar fórmulas para que los festejos sean rentables para todos y que los toreros también nos reinventemos para ayudar a la fiesta. Puede ser una oportunidad importante para todos.

One Reply to “«Diez Naturales» de…José Ramón García «Chechu» (Matador de Toros)”

Jesús Valencia

14 julio, 2020 at 7:38 pm

Enhorabuena a entrevistado y entrevistadora, por su clarividencia .
Ambos, torero y comunicadora son amigos míos, y siempre les deseo lo mejor

Reply

Post Your Comment Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Contáctanos por WhatsApp